12 errores que no debes cometer al comprar una vivienda | FAI

Cuando tomes la decisión de comprar una vivienda, bien sea para vivir o como inversión, toma en cuenta estos 12 errores que debes evitar durante el proceso.

 

Cuando se trata de tomar la decisión de comprar una vivienda para vivir o como inversión, en ocasiones las emociones nublan las razones.

Ese es un proceso que implica compromiso y una exhaustiva evaluación con el fin de tomar la mejor decisión.

No debes apurar los tiempos, porque eso puede conducir a cometer errores que podrían ser costosos para el patrimonio familiar.

Es una acción que tiene sus complejidades porque no sólo conlleva tomar la determinación de adquirir la vivienda.

También tiene que ver con la capacidad financiera, dónde te gustaría vivir o invertir, en cual etapa comprar la propiedad, si lo harás mediante un crédito hipotecario y otros tantos elementos que deben ser tomados en cuenta.

El buen asesor inmobiliario es aquel que se preocupa por tu patrimonio y el que evita que las emociones privilegien a las razones.

Por eso ante la decisión de asumir un compromiso de largo plazo, trata de no cometer errores.

Evita estos errores al comprar una vivienda

En el mismo instante que comiences a evaluar la posibilidad de adquirir una propiedad, toma en cuenta lo que no debes hacer:

  1. Comprar una vivienda que esté por encima de tus capacidades de pago, porque estarías asumiendo deudas que no podrás honrar.
  2. No verificar con detalle la experiencia y credibilidad de la inmobiliaria con la cual estás trabajando para encontrar la mejor opción.
  3. Hacer los trámites para la adquisición sin el apoyo de un asesor inmobiliario.
  4. Olvidar que hay gastos asociados a la compra que aumentarán la cantidad de dinero que debes tener disponible.
  5. Escoger la primera opción sin estudiar varios proyectos.
  6. No dejar de investigar la comuna y el barrio más adecuado para que compres la vivienda.
  7. Evadir la necesaria adecuación del perfil bancario para que disminuyas los riesgos en la evaluación que hará la entidad financiera, en el caso que tramites un crédito hipotecario.
  8. Desestimar la necesaria inspección de las terminaciones e instalaciones eléctricas, sanitarias y de gas. Eso te permite prevenir cualquier problema posterior.
  9. No tomar en cuenta la revalorización que tendrá la propiedad dependiendo del entorno, la conectividad y calidad de vida del barrio y la comuna.
  10. Olvidar que debes decidir cuál es el espacio adecuado para tu vida en familia, tomando en cuenta la cantidad de dormitorios, baños y los espacios comunes de esparcimiento que te gustaría disfrutar. Y en el caso que sea para inversión, no olvides determinar cuántos metros cuadrados son los idóneos para un arriendo rápido.
  11. No verificar y contrastar los precios del mercado.
  12. No limites tu búsqueda sólo a portales de internet.

Expansión de la construcción de viviendas

Afortunadamente en Chile hay un auge importante en la construcción de viviendas, lo que ha sido un factor que incidió en el crecimiento del 4% que tuvo la industria en 2018.

Eso es un elemento a favor de tus deseos, ya que hay proyectos disponibles para tu evaluación.

Pero además eso tiene un impacto positivo en los precios del mercado, ya que entre más oferta de departamentos exista, por ejemplo, hay mayores variaciones en el precio de los proyectos por la competitividad.

Ese es un proceso que implica compromiso y una exhaustiva evaluación con el fin de tomar la mejor decisión.

Eso es un punto favorable para ti, ya que tienes múltiples opciones entre las cuales podrás conseguir la adecuada a tus necesidades y capacidades financieras.

La mejor asesoría como punto de partida

Tu determinación de comprar una vivienda para habitarla o como inversión, debe comenzar con la localización de los mejores proyectos y las más confiables inmobiliarias.

El buen asesor inmobiliario es aquel que se preocupa por tu patrimonio y el que evita que las emociones privilegien a las razones.

En este tipo de situaciones no debes tomar una decisión a la ligera.

Porque esa improvisación puede impactar gravemente tu interés en adquirir un departamento.

En FAI estamos a tu disposición para acompañarte en tan interesante proceso.

 

×